"AMO is truly an amazing program. I have used it to teach our children at home. My husband, who has a teaching degree, shared this about the Proverbs Teachers guide, 'The person who designed this program knows how to teach children.'

"After my children completed the Proverbs unit, one of them made a poor choice in his actions. When I described to the child the poor choice, this is how he responded, 'Oh no, I am being a foolish child! I don't want to be a foolish child! I want to be a wise child!" This was said several weeks after the class had ended. Right now, the children are taking a co-op class, Joel, A Boy From Galilee. It is a fantastic class and the children are learning much about the life of Jesus Christ and the Hebrew culture." R. C., Home educator of five

    
    PDF Imprimir Correo electrónico

    Métodos Bíblicos

    Métodos AMO:

    La mayoría de adultos alrededor del mundo “tienen en poco” a los niños y desestiman su espiritualidad porque son ‘sólo niños’. Jesús los estima como “los mayores en el reino de los cielos” (Mateo 18:1-5).

    Los métodos AMO están basados en la perspectiva cristiana del niño:

    El Hombre, la Gloria cumbre de la creación, está hecho a imagen de Dios y destinado a la inmortalidad. Cada niño tiene gran potencial, creatividad, capacidad de pensar y razonar, soñar y visionar. ¡Cada uno es ennoblecido con dignidad y valor! A los ojos de Dios, todos los niños son iguales e imputados con valor independientemente de su posición en la vida y de sus habilidades.

    Los métodos AMO son claramente bíblicos:

    1. ¡Se proclama el Evangelio!
    2. Se nutre íntegramente al niño—mental, espiritual, estética, física, y socialmente.
    3. Se comparte amor mediante relaciones, proyectos de servicio y eventos en la comunidad.
    4. Se imparte la verdad en cada lección.
    5. Se inspira la creatividad mediante las bellas artes.
    6. Se cultiva una imaginación cristiana.
    7. Se conmemora la Mano de Dios en la historia.
    8. Se practica un pensamiento y razonamiento reflexivos con la Palabra de Dios en cada lección.
    9. Se enseña que el carácter es el causativo, no el ambiente.
    10. Se incluye a los padres mediante tarjetas de bendición y oración semanales.
    11. Se mantiene un registro escrito de aprendizaje por cada niño.
    12. Se celebra el aprendizaje mediante música, drama, y festivales.