“Estoy realmente contenta con la Guía de Hans Brinker. Me gustan mucho las lecciones esquematizadas de 40 minutos, construidas sobre principios bíblicos con preguntas que generan reflexión y discusión. La forma en que sus guías están organizadas es especialmente útil para alguien que recién empieza a aprender a usar el método de la carpeta anillada. Como alguien que ha pasado años desarrollando mis propios materiales de enseñanza, puedo ver cómo sus guías proveen un modelo valioso para maestros que desean hacer eso mismo. Me gusta mucho utilizar el Cofre del Tesoro de las Palabras, y los niños disfrutan mucho haciendo las manualidades y coloreando las bellas páginas para colorear. Planeo ordenar su Guía para La Telaraña de Carlota para enseñarla el próximo año. Muchas gracias por todo lo que usted ha contribuido a la educación cristiana a través de los años.” — M. S., Maestra de tercer grado,E.E.U.U.

    
    PDF Imprimir Correo electrónico

    Métodos Bíblicos

    Métodos AMO:

    La mayoría de adultos alrededor del mundo “tienen en poco” a los niños y desestiman su espiritualidad porque son ‘sólo niños’. Jesús los estima como “los mayores en el reino de los cielos” (Mateo 18:1-5).

    Los métodos AMO están basados en la perspectiva cristiana del niño:

    El Hombre, la Gloria cumbre de la creación, está hecho a imagen de Dios y destinado a la inmortalidad. Cada niño tiene gran potencial, creatividad, capacidad de pensar y razonar, soñar y visionar. ¡Cada uno es ennoblecido con dignidad y valor! A los ojos de Dios, todos los niños son iguales e imputados con valor independientemente de su posición en la vida y de sus habilidades.

    Los métodos AMO son claramente bíblicos:

    1. ¡Se proclama el Evangelio!
    2. Se nutre íntegramente al niño—mental, espiritual, estética, física, y socialmente.
    3. Se comparte amor mediante relaciones, proyectos de servicio y eventos en la comunidad.
    4. Se imparte la verdad en cada lección.
    5. Se inspira la creatividad mediante las bellas artes.
    6. Se cultiva una imaginación cristiana.
    7. Se conmemora la Mano de Dios en la historia.
    8. Se practica un pensamiento y razonamiento reflexivos con la Palabra de Dios en cada lección.
    9. Se enseña que el carácter es el causativo, no el ambiente.
    10. Se incluye a los padres mediante tarjetas de bendición y oración semanales.
    11. Se mantiene un registro escrito de aprendizaje por cada niño.
    12. Se celebra el aprendizaje mediante música, drama, y festivales.