“Nuestra iglesia ha recibido grandes beneficios al usar el valioso currículum de AMO. Después de casi treinta años de ministerio vocacional, siento mucha inquietud a causa de la creciente inhabilidad de los cristianos hoy para engranar la verdad en general y la verdad bíblica en particular. El método de reflexión, utilizado en sus planes de lección, es muy efectivo para ayudar tanto a los maestros como a los alumnos a pensar y razonar con la verdad. La forma en que usted ha integrado las artes y las manualidades al proceso de aprendizaje hace más que solamente mantener la atención de los alumnos; ayuda a cimentar la verdad en sus jóvenes mentes. Gracias por su labor de amor.” — H. F., Pastor, E.E.U.U.

    
    PDF Imprimir Correo electrónico

    Métodos Bíblicos

    Métodos AMO:

    La mayoría de adultos alrededor del mundo “tienen en poco” a los niños y desestiman su espiritualidad porque son ‘sólo niños’. Jesús los estima como “los mayores en el reino de los cielos” (Mateo 18:1-5).

    Los métodos AMO están basados en la perspectiva cristiana del niño:

    El Hombre, la Gloria cumbre de la creación, está hecho a imagen de Dios y destinado a la inmortalidad. Cada niño tiene gran potencial, creatividad, capacidad de pensar y razonar, soñar y visionar. ¡Cada uno es ennoblecido con dignidad y valor! A los ojos de Dios, todos los niños son iguales e imputados con valor independientemente de su posición en la vida y de sus habilidades.

    Los métodos AMO son claramente bíblicos:

    1. ¡Se proclama el Evangelio!
    2. Se nutre íntegramente al niño—mental, espiritual, estética, física, y socialmente.
    3. Se comparte amor mediante relaciones, proyectos de servicio y eventos en la comunidad.
    4. Se imparte la verdad en cada lección.
    5. Se inspira la creatividad mediante las bellas artes.
    6. Se cultiva una imaginación cristiana.
    7. Se conmemora la Mano de Dios en la historia.
    8. Se practica un pensamiento y razonamiento reflexivos con la Palabra de Dios en cada lección.
    9. Se enseña que el carácter es el causativo, no el ambiente.
    10. Se incluye a los padres mediante tarjetas de bendición y oración semanales.
    11. Se mantiene un registro escrito de aprendizaje por cada niño.
    12. Se celebra el aprendizaje mediante música, drama, y festivales.